Público y Pacientes

Conceptos de infetilidad

Causas de Infertibilidad / Esterilidad Femenina

Factor uterino

El útero desempeña un papel esencial en el proceso reproductivo, participando en el transporte espermático, la implantación, el desarrollo del feto y el parto.


Las causas de alteración del útero se pueden dividir en uterinas propiamente dichas y endometriales. Dentro de las primeras encontramos las malformaciones uterinas que son las alteraciones en su desarrollo (ej. útero tabicado, útero hipoplásico o infantil, etc.) , los miomas que son tumores benignos del útero, y las sinequias o adherencias uterinas por las cuales se adhieren las paredes del útero alterando su cavidad.


Las causas de origen endometrial incluyen: las infecciones que producen la "endometritis" y que pueden ser originadas por diferentes tipos de gérmenes como Chlamydia, Mycoplasma ó gérmenes comunes como el estreptococo o el gonococo y los pólipos, cuya presencia obstaculiza y/o impide la correcta implantación embrionaria.


Factor tuboperitoneal.

Está determinado por las alteraciones a nivel de las trompas y del espacio tubo-ovárico, que dificultan la captación ovular y por lo tanto el encuentro de las gametas.


En este factor la causa más importante de alteración es la infecciosa, produciendo diferentes tipos de salpingitis o inflamación de las trompas con la consecuencia esperada que es la oclusión total o parcial de las mismas.


Dentro de las causas no infecciosas la más importante es la endometriosis que se define como la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina.


Afecta a mujeres en su etapa reproductiva limitando su fertilidad. Su persistencia y crecimiento se ven favorecidos por la secreción cíclica de las hormonas sexuales. Es capaz de producir procesos inflamatorios muy extensos y de difícil resolución.


Factor endocrino ovárico

Cualquier alteración en las diferentes etapas del ciclo ovárico normal trae aparejado un ciclo anovulatorio, asociado a una amplia gama de alteraciones menstruales.


Existen diferentes tipos de anovulación, la OMS (organización Mundial de la Salud) las clasifica en grupos.


El grupo I presenta una disfunción del hipotálamo y la hipófisis por lo que esta glándula produce poca cantidad de gonadotrofinas (FSH y LH) por lo que el ovario no se estimula. Este cuadro se denomina hipogonadismo hipogonadotrófico.


El grupo II presenta una alteración de la secreción hipotálamo-hipofisaria con niveles de gonadotrófinas normales pero con alteración de la relación que existe entre las cantidades de LH y de FSH. Dentro de este grupo encontramos a las pacientes con Poliquistosis ovárica que se caracterizan por ovarios aumentados de tamaño, con micropolifolículos de entre 8 y 10 mm. en su diámetro mayor y manifestaciones clínicas de aumento de andrógenos (hormonas masculinas) como el hirsutismo (aumento del vello) y acné.


Factor cervical

El cuello del útero es el canal de comunicación entre la vagina (lugar donde se depositan los espermatozoides tras la eyaculación) y el útero con las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo después de la ovulación y la postura ovular.


Se habla de infertilidad por factor cervical cuando existen alteraciones anatómicas y/o funcionales del cuello del útero que interfieren con la correcta migración espermática en su intento por acercarse al óvulo.


Dentro de las alteraciones anatómicas se pueden observar procesos obstructivos como pólipos, quistes, etc., o bien traumatismos ocasionales o quirúrgicos que produzcan desgarros, fístulas o incontinencia de sus orificios interno y externo con la consiguiente alteración funcional del mismo.



PROCREARTE está Certificado bajo las Normas ISO 9001.

Acreditado por la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida. Certificado por la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva.